VI Simposio Internacional CMEH : LABRANDO NUEVOS CAMINOS

LIMA, PERÚ. 24 al 26 de octubre de 2018

Llegamos a este VI Simposio Mundial en momentos en que sufrimos las consecuencias de una crisis sistémica global, que está llevando a la especie humana al riesgo de su extinción. Hablamos de “crisis de sistema” para referirnos al fracaso de ese conjunto de valores, normas, políticas, acciones que operan como sustrato de creencias y actitudes (trasfondo psicosocial), en favor de los intereses de una ínfima aunque poderosa élite mundial, que impone las reglas del juego, organiza el poder que somete a los Estados, las instituciones y los individuos. Un sistema que tiene al capital y la acumulación como valor central y que aún se sostiene sin el cuestionamiento de una parte importante de la población mundial.

Esta desestructuración social global, se manifiesta en la injusta distribución de la riqueza que condena a la marginación, al hambre y a un futuro incierto a millones de personas. Un reciente informe de Oxfam alerta que el 2017 el 82% de la riqueza mundial generada ese año fue a parar a manos del 1% más rico de la población mundial. Esta desestructuración se manifiesta, igualmente, en la violencia creciente, acompañada de intervenciones militares de las grandes potencias y su reverso el terrorismo; en la magra acción contra el cambio climático y en un estilo de vida consumista insostenible, que pone en riesgo la casa común y cuyas mayores consecuencias la sufren los más pobres; y, sobre todo, en el fracaso del neoliberalismo, modelo económico que mostró su verdadera careta y contradicciones, al generar dos crisis financieras internacionales que golpearon la economía mundial, un enorme desempleo y la proliferación de la corrupción.

En América Latina esta realidad se expresa en instituciones que han perdido credibilidad y comienzan a derrumbarse socavadas por la corrupción, en medio del debilitamiento de la democracia y la pérdida de derechos de las poblaciones; y, particularmente, de asociaciones público-privadas que han mostrado su peor cara, dado los grandes escándalos de corrupción. Si bien varios países han realizado importantes esfuerzos en la última década, para promover un mejoramiento de la calidad de vida de las poblaciones y reducir la pobreza extrema, a través de los llamados programas sociales, el mito del crecimiento se ha expandido en base al consumo, produciéndose en diversos países fuertes restricciones de los derechos sociales (salud, educación, seguridad social) y el crecimiento del desempleo.

Sentimos al mismo tiempo y constatamos con esperanza, el germen de una nueva sensibilidad que va emergiendo de las necesidades profundas de diversos grupos humanos, intenciones que van labrando nuevos caminos y orientándose a la construcción de una nueva sociedad planetaria, en la que el ser humano emerge como valor central frente al poder del capital. Así podemos ver la encomiable resistencia de importantes sectores de los movimientos sociales de diversas partes del mundo en defensa de sus derechos, como es el caso del movimiento de las mujeres y de los jóvenes; en las tremendas manifestaciones contra las transnacionales y gobiernos de los países poderosos que se resisten a combatir el cambio climático; así como de países que vienen ensayando con éxito otras formas de institucionalidad. De igual modo, podemos ver cómo se expanden iniciativas creativas en las que se pone por delante el ‘nosotros’ y se desplaza el dinero como valor central de la sociedad.

En este marco, el VI Simposio busca profundizar la comprensión de las raíces de esta crisis sistémica, y promover a la vez el intercambio de experiencias y la reflexión sobre nuevos caminos que nos conduzcan hacia otro modo de vida y de sociedad, con los cambios que necesitamos hacer y cómo realizarlos del modo más efectivo posible.

¡De nosotros depende! ¡Somos el 99% de la población! ¡Hoy más que nunca tenemos necesidad de proponer y desarrollar estrategias que nos conduzcan al gran cambio que queremos promover en la sociedad latinoamericana y mundial!

El Centro Mundial de Estudios Humanistas propone este Simposio como ámbito privilegiado de intercambio, pues sólo la comunicación y la acción conjunta permitirán construir el futuro querido por el espíritu humano: el nacimiento de una Nación Humana Universal, cuyo indignado clamor ya está en las calles y plazas de todos los países del mundo.

Ver video AQUÍ

EJES TEMÁTICOS Y FORMAS DE PARTICIPACIÓN